Actualmente, debido a la crisis que estamos viviendo a consecuencia del COVID-19, las derivaciones de pacientes a otros países europeos para recibir la terapia con protones, en las que colabora la Fundación Columbus en coordinación con el equipo médico y el centro extranjero, se han visto reducidas, llegando incluso a cancelarse en el caso de algunos centros en concreto. No obstante, el hecho de que por fin contemos con una instalación de protonterapia en España ha supuesto un alivio para todos aquellos niños que necesitan recibir este tratamiento sin posibilidad de retrasarlo.

Debido a este hecho, desde la Fundación Columbus nos hemos puesto a plena disposición del Centro de Protonterapia del Grupo Quirónsalud para ayudar a todos esos pacientes que tienen que trasladarse a Madrid para recibir tratamiento y que necesitan encontrar dónde alojarse durante las semanas que dura la terapia. “Conscientes de la delicada situación sanitaria que vive la ciudad, estamos apoyando a todas estas familias para que su estancia sea lo más segura y tranquila posible, ofreciéndoles las alternativas que mejor se adaptan a sus necesidades concretas”, comenta la directora general de la Fundación Columbus, Ana Gómez.

De este modo, desde la fundación, además de seguir acompañando a los niños y niñas que actualmente reciben terapia de protones en el extranjero, colaboramos para mejorar la atención integral de los pacientes en España, ya sea a través de las consultas de estos o del centro sanitario especializado.